Surge en el año 2014 con la puesta en escena de la presente obra en el II ciclo de danza en casa en espacio Áncora 517, en Valparaíso. Posteriormente ha desarrollado sesiones de experimentación corporal y sonora junto al colectivo Eunk en el bar Gallo Negro. En la presente pieza coreográfica se presenta la creación de la coreógrafa Daniela Villanueva, también integrante de Incapié. El colectivo se ha enfocado a desarrollar experiencias ligadas a la improvisación, experimentación e investigación explorando diferentes formas de abordar el lenguaje de la danza.