Compañía Fugitiva surge el año 2013. Con la intensión de generar un trabajo de investigación corporal y escénico, que experimentara en el teatro y la danza como soportes para el desarrollo de un lenguaje autoral. Donde el discurso fuera el del cuerpo, la imagen, la poesía, la fantasía, la realidad, la biografía, nuestras perspectivas ideológicas, estéticas y emotivas.